Iniciar sesión

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿YA ERES USUARIO?

Iniciar sesión

Iniciar sesión

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Correo electrónico*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿YA ERES USUARIO?

Iniciar sesión

Quiénes somos

Finca Las Margaritas

Entre plátanos y volcanes

un espacio por conocer
una cultura por descubrir
una agricultura por descifrar

La Costa de Las Galletas en el municipio de Arona, constituye la superficie del cultivo del plátano en invernadero más amplia de Tenerife. En este volcánico territorio la emigración de agricultores palmeros desarrolló una ingente labor especialista, desde los años 70 del siglo pasado, para mejorar la producción del plátano canario y exportar más de 26 mil toneladas cada año al mercado peninsular y europeo.

 

Finca Las Margaritas empieza con el cultivo del plátano en el año 1977, de la unión y emprendeduría de varios miembros familiares             Adolfo Guerra González y Margarita Hernández Pérez. Ambos proceden de una larga saga familiar de agricultores plataneros provenientes de S/C de La Palma y San Andrés y Sauces.

 

Al igual que el resto de fincas cercanas, Finca Las Margaritas superó unas difíciles condiciones del territorio para la implantación agrícola: fuerte insolación y viento, coladas volcánicas, no disponibilidad de agua, grandes inversiones de capital y maquinaria, suelos pobres en materia orgánica; y en el cual también se aprovecharon antiguos bancales destinados al cultivo del tomate.

 

DONDE SÓLO HABÍAN VOLCANES

se extendieron 800 ha. de plataneras